Servicio de inspección en tuberías con cámara robotizada

Dicho servicio se basa en la detección de averías o grietas para repararlas en poco tiempo. Ello mediante un robot de apenas 40 centímetros con una simple cámara, el cual realiza la inspección en un muy corto plazo de tiempo.

Entre muchas de sus ventajas, el precio es una muy clara. Ya que, su costo ronda en un 70% menos que el resto.

Dentro del mundo de la tecnología, esta innovación es una gran representación de ello. No solo logra prevención y mantenimiento a primera mano, sino también un ahorro de problemas a futuro con eficacia al instante.

El proceso

Primero, se debe colocar el robot en la alcantarilla. Desde allí, puede ser controlado a través de conexiones inalámbricas que dan primera imágen en pantalla. Así, puede visualizarse tranquilamente el interior de la tubería, por completo.

El aparato consta de herramientas fundamentales para el trabajo, como el escáner óptico 3D que genera fotografías digitales en alta resolución. Para esto, hay un equipo informático a cargo, el cual las manipula y compone con ellas una película tridimensional para tener mejor vista de lo acontecido.

La misma ofrece, a su vez, visualización primaria desde diversos ángulos para llegar a detectar cualquier defecto o detalle que se encuentre en el sistema de canalización. Además, evita la realización de una obra civil, tener que levantar aceras o pavimentos, y perforar tuberías.

En cuanto a lo que constituye el robot, su equipamiento es de fibra de vidrio y resina de poliéster. Lo cual da aún mayor comodidad para el trabajo.

Ante todo lo referido, se puede dejar en claro que constan de eficacia y representan un gran avance dentro de la tecnología, que genera beneficios en la comodidad del hogar.